fondo

18 dic. 2011

Autorretrato


Soy una idea que busca cuerpo.

Soy tan pequeño…¡Y rápido crezco!
Soy rebeldía…Y mi identidad no encuentro.

Soy búsqueda,
suelto lo viejo y  en el vacío me pierdo.

Parece que no soy nada,
y a la vez puedo ser todo.

Soy quien celebra la vida,
y el alma que llora en un cárcel de huesos.

Soy luz y alegría,
oscuridad y tristeza.

Soy caminante y sendero.
Lo inmortal es mi esencia.

Soy uno con todo y todos,
aunque a veces no lo recuerdo…

Carlos Iacono 

16 dic. 2011

Cuando vuelva a ser niño...


Reiré con una fresca carcajada,
con el corazón,
y una mirada cristalina…

Jugaré sin miedo a ensuciar mi ropa,
sin notar las miradas que me envidían.

Estaré atento al vuelo de la mariposa,
a la lluvia repentina…

Descubriré grandes tesoros cada día…

Amaré por puro amor,
sin condición ni garantías.
Comprenderé que la vida es juego,
encanto y alegría.

Veré un presente eterno
y naceré niño,
día a día.

Carlos Iacono

25 sept. 2011

Escuela de Caminantes...

 Camino por esta tierra
con la intención de aprender…
Algunas sendas las elijo,
por otras voy, no sé porqué.

Intento estar alerta
y descifrar los misterios
que esta hermosa vida esconde,
y a veces no puedo verlos.

“Todo pasa y todo queda
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.”

En este tiempo tan breve
que nos toca estar aquí
el don del libre albedrío
permite al alma elegir…
Un camino seguro y llano
transita la mayoría,
más creo haberlo vivido
sin plenitud ni alegría.
Otro implica aventura y riesgo,
no hay ninguna garantía
y si no respetas las normas
condenarán tu rebeldía.

Ahora que el tiempo pasa
y no quiero perder pasión,
repito para mi mismo
mi espíritu es canción:
“yo amo los mundos sutiles
ingrávidos y gentiles
como pompas de jabón.”

Entonces elijo libre
Escuchando al corazón…
El límite es mi conciencia…
La voz del poeta una reafirmación:

“Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar…
Caminante no hay camino,
se hace camino al andar”...       

Carlos Iacono

Intertexto de Antonio Machado.

28 ago. 2011

Hagas lo que hagas, hazlo con conciencia…



Vive plenamente, sin reprimir emociones, sin saltear etapas. Deja que el alma se exprese y experimente lo que necesite para tu crecimiento y evolución, sin miedo. Si algo sale “mal”, nada mejor que el aprendizaje que te queda por haberlo vivido…Levántate, sacúdete un poco y sigue…
Conciencia, presencia en tus acciones convierten toda tu vida en un acto meditativo...
Meditas cuando sientes el contacto con todo lo que te rodea, no cuando te escondes del mundo “exterior”…No si te refugias bajo un caparazón. Busca el silencio dentro tuyo. Verás que cuando el silencio ocurre, no hay separación. Dentro y fuera es la misma cosa…Todo puede ser disfrutado…
Relájate…
Nada tiene demasiada importancia, sólo la que quieras darle.

11 ago. 2011

La búsqueda de nuestro ser...


Todos somos uno, sin embargo, cuando iniciamos nuestra búsqueda interna, hay una parte del camino que debemos transitar en soledad… Cuando nos desprendemos de nuestra personalidad, de la imagen que nosotros mismos formamos, en parte impuesta por los mandatos de familia y sociedad...Empezamos a soltar lo que creíamos que éramos…Y antes de conocer la verdadera realidad, nuestro ser puro e inmortal, el sentirnos unidos a toda la creación, antes de comprenderlo, nos quedamos sin nada...Hay un vacío...Algunos la llaman "la noche oscura del alma"...Es muy duro, pero hay que atravesarla...Y después de eso todas las posibilidades se abren ante nosotros. Conocemos la alegría de ser, simplemente...De vivir...De ser concientes del amor y toda la maravilla de la existencia. Entonces todos los miedos desaparecen, no hay condicionamientos, no hay ley mayor que la de nuestra pura conciencia, no hay límites desde el afuera. Hay una mente silenciosa y un corazón pleno de dicha, deseoso de compartir, irradiando con amor.

21 jul. 2011

Trascender la mente hacia la conciencia despierta

Hay muchas maneras para atravesar la muralla de la personalidad. Serenar los pensamientos poniendo la observación en el ahora, en el momento presente.
Sentir el cuerpo a través de la respiración y luego llevando la atención a cada una de las células, es el primer paso para ir dejando las viejas costumbres de vivir en la mente, en sus diálogos permanentes, en sus proyecciones.
Dejar de ver una película y empezar a ser protagonistas.
Hagas lo que hagas, pon todo tu interés en ello. Por pequeña que parezca la acción que estamos realizando, hagámoslo como si fuese lo más importante que existe. Con esa atención le estamos dando un valor especial a lo que hacemos, estamos poniendo los cincos sentidos alertas, y nuestro amor y conciencia. Y también, por supuesto, vamos ganando en presencia…Estar presentes y alertas son los primeros pasos para ir actuando, viviendo, desde la conciencia-corazón, desde la intuición.
Actuemos generando la grieta en la piedra, el intervalo de silencio en nuestra mente, que nos permita sentir las vibraciones que llegan del alma. Manos a la obra…

12 jul. 2011

Cosas simples...



Si sientes que no puedes parar, que el entorno no te lo permite…no es él quien no lo permite, eres tú, porque te identificas aún con aquellas cosas valoradas por este mundo hoy. Tienes metas y objetivos, lo cual no debería ser “malo”, pero se convierte en malo cuando dejas de disfrutar el camino. De pronto te das cuenta que la lucha por alcanzar esas metas te absorbe, y te distraes del momento presente. Cuanto mayor identificación tengas con el mundo material, tendrás mayores necesidades y menos presencia en el aquí y ahora.
Deja de luchar.
“Deja de desear y se te dará multiplicado”.
Pero tiene que ser un dejar de desear sincero, que tu mismo te lo creas… Entonces puedes empezar a ser como una gota de agua en el río, fluyes con él, no vas contra la corriente de la existencia. Disfrutas el día a día con lo que la vida te presenta. Sabes que no puedes cambiar lo que es, y sabes que la mente reina en el pasado y en el futuro y no puedes solucionar nada que no pertenezca al presente. Entonces la usas como un instrumento práctico para vivir el ahora y organizar tu tiempo. Tus pensamientos no dominan a tus acciones.
Y así comprendes que ninguna de tus angustias puede agregar algo a tu vida. Preocupándote solo pierdes el presente…Y no hay más que eso…

Por eso se feliz hoy.
Disfruta todo lo hermoso que la vida tiene para ti y deja de quejarte por aquello que no tienes.
Olvida la cumbre. La única forma de llegar a ella es estar atento al camino. Ya llegarás, o no, pero en todo caso nada te quitará el placer de haber disfrutado del viaje.
Lo valioso lo tienes hoy, solo tienes que darte cuenta.
No pospongas, no esperes, se libre…
Libérate de los miedos, la vida es ahora.
Date cuenta y reconoce que el “no puedo”, es en realidad un “no quiero cambiar”. Muchas veces no es necesario cambiar lo que haces, sino como lo haces. Te acostumbraste a cierta comodidad, seguridad, y temes abandonarlas, a pesar de sentir que limita la expresión de tu alma y oprime tu corazón.
Despierta.
¿Cuanto tiempo más seguirás traicionando a tu verdadero ser, que quiere vivir y sentir en vibraciones más elevadas?
Reconoce las limitaciones que vienen desde tus pensamientos y condicionamientos. Ve a tu conciencia-corazón, y olvida los límites…No los tienes. Tu alma está llamada a expresarse plenamente.
Y si en el camino te encuentras con dificultades, míralas como pruebas. Nada termina, ni llegas a ningún lado…Nunca dejas de aprender.
No hay adonde llegar, porque ya estás allí, en el centro de tu corazón…

3 jul. 2011

Carta de amor para Claudia - Madrugada de domingo...


Cada vez que me das tu amor, te descubro fascinado y me emociono, como si fuera la primera vez.
Pienso algo… Me distraigo…Luego regreso a la inmensidad de este momento.
Siento tus manos como si no las conociera. Me maravillo por su delicadeza y suavidad. Me entrego a tus caricias…

Nos quedamos casi quietos, sin embargo me siento flotando suavemente en un mar de dicha.

Tu corazón atraviesa mi espalda para instalarse en mi propio pecho… ¿Esos son mis latidos o los tuyos?  O quizás los de ambos sincronizados misteriosamente por algún poder divino.

Cuanto tiempo pasó para que pudiera mirarte embelezado, para disfrutar de cada centímetro de tu piel, para adorar el templo de mi amada…Cuanto he debido aprender… Aprender a descubrirte  cada día…Cuantas veces habré mirado sin ver…

O quizás no era necesario aprender nada, solo entregarse plenamente a la experiencia del amor.
Encontrar el botón que apaga el ruido de los pensamientos…
No darle cuerda al reloj para que se detenga el tiempo…
Entonces quedamos solos, sin pasado ni futuro, en una vivencia extraordinaria del presente.

Me enamoro de la vida. Agradezco este momento. Siento la vibración en todo mi cuerpo. ¿Quizás tampoco había tomado conciencia antes de él? O al menos no de este modo tan profundo.

Amo este momento.
Amo tu cuerpo y el mío.
Amo con todo mi corazón. Ese corazón que parece no entrar dentro del pecho, pleno, colmado de dicha.

¿Es por nosotros dos, o porque nos hicimos uno con la existencia?
Es uno y lo otro. Lo descubro a la mañana cuando observo el mundo maravillado por su belleza. Las olas del mar son hoy más hermosas que nunca, con su espuma, con sus infinitas curvas y burbujeos. Es como si no las hubiera visto jamás. Los sonidos del viento, la caricia del sol, el aroma de la orilla, todo se descubre ante mis ojos en una armonía maravillosa, en una perfección inmejorable.

Me duermo un poco, entregándome dulcemente a esta ola de amor que me cubre por completo, con el deseo infinito de vivir sintiendo así cuando despierte.

Amor Tántrico


Tantra es amar y sentir con toda la piel y con todos los sentidos puestos en la unión con la compañera, con plena conciencia en ese instante.
Es sexo y espiritualidad.
Es amor más meditación.
Es elevar la energía, transmutándola en amor y creatividad,
Es aceptar y redescubrir nuestra sexualidad.
Es hacer participe al cuerpo en la unión de los principios femenino y masculino de la creación, realizando la unidad de esos principios en la tierra.

1 jul. 2011

Luz de amor...


Si te encuentras luchando a ciegas en la oscuridad…La mente no se aquieta, no puedes detener los pensamientos. Estás peleando desde el lugar incorrecto. Estás dentro del problema. Tus reacciones nacen también desde esa oscuridad que te nubla.
Apártate de ella…
Ve hacia el centro luminoso de tu ser, a tu conciencia amorosa, y deja que esa luz de amor lo cubra todo, dando claridad a tus pensamientos y permitiendo que fluyan tus emociones, sin quedarte estancado en ellas.
No puedes combatir a la oscuridad desde la oscuridad misma.
Sal de ella…
Observa...
No juzgues…
Permítete sentir…
Suelta…
Ya estás nuevamente en el presente y todas las posibilidades se abren ante ti.
Ahora puedes decidir sin temor a equivocarte...

29 jun. 2011

Afirmación




Me acepto tal como soy. Me amo. Hoy soy este ser y dejo de anhelar ser otro. Quizás lo sea algún día, quizás no.

La existencia me permite ver quien soy y fluir con ella en este momento. Puedo percibir el paso siguiente, sin preocuparme por el futuro.
Solo eso necesito.

Aceptándome a mi mismo y al presente voy con la vida, amo, disfruto de ser y abandono el sufrimiento creado por la mente. Gracias.

17 jun. 2011

Crecer juntos...


Cuando en lo cotidiano de nuestras vidas estamos atentos y concientes, sentimos con nuestra compañera el amor que nos cautivó al conocernos, vemos la alegría en sus ojos, la juventud en la piel, sin que el tiempo cambie nuestro modo de ver y sentir.
Si cada día, en lugar de transformarse en rutina, encuentra el encanto de cada amanecer, único e irrepetible, cualquier acción toma un gusto especial. Preparar una comida, compartir una caminata, servir al otro en lo que nos toca hacer, se convierte en algo mágico, matizado con abrazos y una suave espera por acariciar la piel del ser amado.
Entonces no hay desgaste ni aburrimiento, sino el encanto de compartir plenamente todo lo que la vida nos trae, sin buscar seguridades, sin limitarnos mutuamente.
Así el amor se redescubre día a día. Renacemos en él a cada instante. Vivimos peligrosamente, ya que nuestro amor no pretende atar, sino dar libertad. Y en esa libertad nos sentimos cómodos y fascinados por cada nueva experiencia. Sentimos el calor del nido y no queremos alejarnos de él. Desde aquí podemos ver la inmensidad que nos rodea. No hace falta volar lejos. Estamos bien aquí…

12 jun. 2011

Compartir y agradecer


Hoy quiero agradecer a todas aquellas personas, amigos del alma, que han abierto sus oídos y su corazón a las palabras que aquí escribo. Palabras que llegan en algunos momentos con facilidad y en otros no, que a veces hay que esperar que maduren en uno mismo.
Decirles a todos esos compañeros de viaje que su participación y sus comentarios me hacen sentir agradecido, una vez más, por todo lo maravilloso que la vida me entrega. Que sus bellas palabras no alimentan mi ego, que lo entrego como mi alma se entrega a los llamados del corazón, y que la dicha es mía porque al compartir estas expresiones con ustedes, dejan de pertenecerme…Y la vasija vacía puede ser colmada nuevamente.
Gracias por permitirme que esto suceda.
Con amor
Carlos – Despertando al corazón.

Círculo de vida


La vida transcurre en un eterno presente para el hombre y en el universo. Todo nace y llega a su fin en ciclos interminables. Planetas, galaxias, tienen su inicio, desarrollo y culminación. Mientras unos nacen otros terminan su ciclo manifestado.

Así en la vida del hombre y de la humanidad civilizaciones nuevas inician, crecen, llegan a su máximo desarrollo…para dar lugar a una nueva humanidad, una nueva tierra.

Así, pues, por que temer a la muerte física, o al fin de un ciclo, si solo es el paso necesario para que la creación continúe con su círculo de vida, siempre hacia esferas superiores, desde el nacimiento hasta llegar a un nivel de conciencia pura que reposa en sí misma, en lo absoluto…hasta sentir nuevamente el llamado de la creación.

Aceptar cada etapa de nuestra vida viviendo y celebrando plenamente, descansando en la paz de sentirnos alineados con ella es lo único, así de simple, a realizar.
Y todos los miedos desaparecen…

3 jun. 2011

Valor y renacimiento...



Y la semilla al fin encuentra aquello que le permite empezar a latir con una vida nueva, rompe la cáscara que la protegía y alza su brote hacia los cielos, dispuesta a aceptar la aventura del renacer.
La tierra le brinda sostén.
El agua se convierte en savia al fluir dentro de ella.
Poco a poco, las formas van mostrando toda la belleza contenida en su interior.
Da todo de si, en una sinfonía armoniosa compartida con toda la existencia. Se hace una con ella, y participa de la danza de la vida.
Ya puede sentir el florecimiento que, guardado desde siempre en su interior, esperaba pacientemente la oportunidad de manifestarse. Ya nada puede detener su crecimiento. El rocío de la noche y las caricias del sol conspiran dándole gracia y frescura.
Ni el viento fuerte, ni la tormenta son amenazas  para su ser.
Su naturaleza le otorga fuerza y flexibilidad, aumentando la confianza en su propia energía, ya que se siente unida con el todo.
No hay futuro, solo un eterno presente en el que paso a paso, latido tras latido, la invita a expresarse totalmente, con el mismo valor que necesitó para nacer.

Plenitud



Cuando el amor desborda y se siente a cada instante, en cada acción y vínculo que estableces cada día, cuando se puede sentir la misma sensación de bienestar, independientemente de las circunstancias, quiere decir que estás abriendo tu corazón, que ya no eres un mendigo. No estás buscando solo que te amen a ti, eligiendo a quién merezca tu amor y deseando que cumpla tus expectativas. Solo te entregas seguro y confiado. Ya sabes que no vale la pena vivir de otro modo. Amas toda la vida que nos rodea. Te sientes parte y disfrutas en plenitud. Danza, canta, ríe, se libre. Observa la naturaleza, los pájaros. Siente el viento en tu piel. Nada te separa de ellos, solo tu mente... Déjala hablar… Tú eres mucho más que una maraña de pensamientos.
Sé feliz.
La vida merece ser vivida y celebrada.
Sé egoísta, porque solo cuando te encuentres y te aceptes tal como eres, cuando puedas amarte a ti mismo, podrás regalar a los demás algo valioso, ese mismo amor que colma tu corazón y se expande sin límites…

26 may. 2011

Parar para ver...

Hay un sol enorme para vos en este día…y se esconde en pequeñas cosas, en cada instante de la vida.
Encontralo en la brisa fresca,  en la tibieza el otoño, en las hojas de los árboles, en la mirada de un niño, en el aire que entra en tus pulmones.
Cada vez que respiramos el universo respira en nosotros.

Descubrir lo grande en lo pequeño y lo pequeño en lo grande nos permite vislumbrar la danza de la existencia. Ver la belleza donde solo parece haber materialismo. Percibir el amor en medio de tantos intereses que intentan manipularte. Solo puedes hacerlo desde dentro de ti mismo. Solo tienes que parar un poco  y observar como nos dejamos arrastrar por la locura general.

No te apoyes solo en grandes cosas…corren peligro de derrumbarse. Siempre hay algo, aunque sea muy pequeño, que recuerda tu origen divino, y muchas veces está allí, en lo simple y cotidiano. 
Recuerda: solo puede ser rico quien nada necesita, y solo entonces todo lo posee.


19 may. 2011

Los juegos de la mente

A veces sentimos oprimido nuestro corazón. Estamos como enjaulados. Nos identificamos con los pensamientos como si fueran todo nuestro ser. No lo son…
La mente es un instrumento al servicio de nuestra existencia.  Somos mucho más que nuestros pensamientos. Sin embargo, a lo largo de nuestra vida, ha forjado una identidad propia, que podríamos llamar ego y muchas veces no nos permite expresar la energía del alma. Vive en el pasado, nos carga con sus condicionamientos  o en el futuro, con sus ilusiones o miedos.
Lo único real y verdadero es el momento presente.
Si ponemos plena conciencia en el ahora, en este instante, vivimos con intensidad.
Si logramos identificarnos desde la profundidad de nuestro ser como observadores concientes, podemos escuchar los parloteos de la mente sin sentirnos identificados con ella y dejamos pasar los pensamientos que de otro modo generarían sufrimiento en nuestra vida.
¿Cuantas veces nos encontramos refunfuñando por cosas que nos sucedieron en el pasado y no terminamos de aceptar? Esto genera en nuestra vida emociones de odio, culpa, resentimiento, o también añoranza si se tratara de un recuerdo agradable que quisiéramos volver a vivir. Por supuesto esto no es posible, pertenece al pasado, aunque haya sucedido hace unas horas o pocos minutos atrás. Solo queda agradecer el momento vivido, soltar aquello que nos aferre al pasado y no llevar esa pesada carga.
Otras veces sucede que en lugar de disfrutar lo que tenemos hoy de la mejor manera, nos proyectamos pensando en un futuro mejor. Voy a ser feliz cuando tenga ese auto, o esa casa, o me reciba de tal o cual cosa, o cuanto encuentre a la pareja que me de todo lo que necesito. Es así que nuestra vida se transforma en una ilusión vivida a través de esas proyecciones mentales, mientras el ahora pasa delante nuestro sin que tengamos presencia en él, sin conectarnos totalmente y entregarnos a vivir cada instante.
 
Necesitamos mantenernos en contacto con nuestro interior, nuestro ser conciente y para ello deberíamos dedicar algo de nuestro tiempo a ejercitar esa conexión ya que a lo largo de nuestra vida nos acostumbramos a manejarnos con patrones mentales repetitivos que, sabemos, no nos ayudan a vivir mejor. Existen herramientas que sirven para ir dándonos cuenta de cuales son esos patrones y empezar a desecharlos. Practicar  Meditación, Meditaciones activas grupales, contacto con la naturaleza,  flores de Bach, Homeopatía, Acupuntura, Reflexología, Masaje Ayurvédico, Reiki, etc., sirven para armonizarnos y equilibrar las emociones.
En los momentos  en que me sentí atrapado por mis pensamientos o emociones encontré útil escribir expresando esos estados, con lo cual sin darme cuenta, los dejé fuera y dejé de identificarme con ellos. Puedes probar tú también si esto te sirve…

2 may. 2011

Aceptar el presente...


La existencia pone en tu vida los obstáculos y desafíos que necesitas para evolucionar.
Si en lugar de luchar contra ellos descubres la enseñanza que traen implícitos no será necesario volver a pasar por la misma experiencia una y otra vez.
Si en cambio te resistes, volverás a tropezar con lo mismo hasta que superes la lección.
Aceptar el presente es estar en sintonía con la vida...

Un nuevo día...

Son las 6:30 de la mañana.
Asoman las primeras luces del amanecer...
Los pájaros comienzan a cantar.
La vida se celebra a si misma...
¡Celebremos con ella!

22 abr. 2011

Reflejo de vida


Cada día que nace se asoma en el horizonte un gran espejo que nos refleja y recuerda la pureza de nuestra esencia.
Entrega su energía alimentando nuestra vida y la del planeta, que es nuestra casa.
A ese gran espejo lo llamamos sol.
Disfrutemos de su presencia en cada amanecer.
Permitamos que nuestro sol interior vaya a su encuentro,
y asi brillará un poco más. 

Ese sol se muestra con toda su fuerza y esplendor. Del mismo modo la vida se nos entrega día a día, y percibimos desde lo profundo de nuestro corazón el palpitar
que nos mantiene en contacto con la verdadera realidad.
Reconocer en nuestra esencia la unión con todo es sabiduría. Vivir siguiendo los mensajes del corazón es coraje y entrega.

Así como las nubes ocultan el sol, a veces nuestros pensamientos actúan como si lo fueran: nublan nuestra visión, nos entristecen. No luches contra ellos. Déjalos pasar. Descansa, como el sol detrás de las nubes, tranquilo, sereno.
Tu sol interior no deja de brillar…

12 abr. 2011

Imagen en la arena


Como en la vida, encontramos aquí la fuerza del mar embravecido y, tan solo unas horas después, la calma de una playa desierta que nos invita, como un lienzo a un pintor, a dejar nuestra huella en ella.
Acepto el reto y, con unas sencillas líneas, dibujo un símbolo en la arena, recordando los mandalas de los monjes tibetanos, sabiendo que a la mañana siguiente el mar habrá borrado toda marca, y prepara de ese modo el paño nuevamente para que quien camine sobre ella, se anime a escribir el mensaje de su corazón.
Así transitamos por esta vida y está en nosotros la decisión de pintar, cantar, celebrar la existencia, aun a sabiendas de que "esto también pasará".
Dejar nuestra huella viviendo el presente…
Momento a momento…
Conscientes de que nada en el mundo material perdura para siempre.

10 abr. 2011

Sobre un tallo y una flor…



Una leve tristeza ronda el aire...
Tristeza por un pimpollo que empezaba a abrirse y cae al suelo sin haber mostrado a la existencia su fragancia, su belleza.
Una flor que quería expresarse plenamente, entregándose a la vida sin saber cuanto duraría su esplendor, satisfecha y gozosa de ser total, aunque fuera solo un instante…
Quizás un sol tan intenso aceleró su caída. Tal vez, el tallo no se sentía con fuerzas para sostenerla. Dudó entre entregar de sí la energía necesaria para brindarse completamente a la flor, porque esto podría poner en riesgo su propia existencia. Se desprendió de ella finalmente, imaginando que nuevas flores volverían a crecer algún día de su propia savia. Pero eso no es seguro. ¿Será árbol o hierba? ¿Habrá otra primavera o esta era su única posibilidad de florecer?

El momento ha pasado y aquella que no pudo ser, nunca será…
Su tiempo fugaz la rindió a la tierra, antes de tiempo…
Su fragancia no se esparció en el aire…
Su belleza no se mostró al caminante solitario…
El tallo no tuvo el amor suficiente para alimentarla…
No pudo ser…

Quiso comprender antes que sucedería, sin notar que la respuesta estaba en la entrega sin medidas… Esa flor traería consigo, una vez madura, la semilla necesaria para renacer.


6 abr. 2011

El amor...

El amor no pide permiso para entrar. No pregunta quien eres, cual es tu condición ante la sociedad. Simplemente irrumpe en tu vida, te moviliza, te despierta…Y tú, quieres seguir dormido…
Temes perder el control, salir herido, ser juzgado. El amor no puede ser juzgado. Solo puedes entregarte a el en el momento presente, y vivir tu vida a pleno. Que importa mañana. Que importa el ayer. Importa que tu vida no pase vanamente, con medidas, a medias. ¿ Acaso vas a esperar un mejor momento para entregarte a él ? ¿ Sabes si ese momento llegará?
Vive hoy del modo que el amor llegue a ti: fogoso, fuerte, sereno, calmo. Obtén la paz que sólo te dará el no haber dejado pasar el amor a tu lado. Deja que te roce, que entre en ti, que te lastime si es necesario…Quizás hacía falta para despertar.
 

3 abr. 2011

El ego

Lo mismo que creemos que nos protege nos aísla y nos oprime hasta matarnos, hasta matar la pura expresión de amor que estamos destinados a mostrar los seres humanos.
Nada cambia esperando que todo cambie a nuestro alrededor, afuera. Todo cambio procede del interior. Milagrosamente cuando recuperamos la conexión con nuestro corazón,  nuestra pura esencia, la conexión con todo y con todos, sabemos que no estamos separados del resto. Somos Uno y entendemos que lo que hagamos a nuestros semejantes y a nuestra madre tierra nos lo hacemos a nosotros mismos. Qué mejor entonces que entregarnos desde el corazón y ver que sucede. Podemos seguir intentando, de hecho nuestro ego luchará para que así lo hagamos, encontrar la dicha a través del dinero, las posesiones, el poder, hasta ver una y otra vez que cada vez que creemos lograr estar felices, es solo cuestión de tiempo hasta que vuelva el sufrimiento al perder algo, o la insatisfacción con lo logrado, el vacío. Busquemos entonces la plenitud de nuestro ser abandonando la astucia, la acción interesada, la carrera en que no importa avanzar pisoteando a nuestros hermanos, maltratando a nuestra madre tierra.  Despertar a la conciencia individual es  ayudar a despertar finalmente la conciencia colectiva, comprender, sentir con intensidad, alinearnos con nuestro corazón es despertar de la ilusión y encontrar la paz.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...