fondo

23 sept. 2012

Soledad y reencuentro…


Existen muchas soledades.
La soledad de la semilla acorazada y aislada, mirándose a sí misma.
La soledad de la piedra, inerte y silenciosa.
La soledad del hombre dormido, separado del mundo y enfrentándose a él.
La soledad de buscar dentro nuestro, cuando afuera no hay repuestas.
Y la alegría de ya no sentirse solo…



¿Y después qué?




Después que coma.
Después que me reciba.
Después que me case.
Después que tenga mi casa.
Después que junte plata.
Después que los hijos crezcan.
¿Después qué ?

Mejor ahora...



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...