fondo

24 dic. 2012

Despertar al amor



Si despierto al amor, te miro y me descubro reflejado en tu ser
Mi camino y el tuyo son uno.

Si despierto al amor me veo en tus ojos, y quiero abrazarte. No importa quien eres.

Si despierto al  amor no necesito enojarme, si no comparto tu pensamiento.

Si despierto al amor, si es necesario, con una sonrisa puedo decir que no.

Si despierto al amor, no hay barreras entre tú y yo.

Si despierto al amor, no hay lugar para el miedo. Si para el perdón.

Si despierto al amor, despierto a la vida, dejo el dolor.

Si despierto al amor, abrazo mi pasado. No juzgo lo vivido.

Si despierto al amor, vivo un día a la vez. El futuro puede esperar por mi.

Si despierto al amor, escucho el canto de los pájaros al amanecer, y es mi propia canción. La tierra es más bella.

Si despierto al amor, estoy de vuelta en casa.

23 dic. 2012

¿Y ahora qué hacemos?



¿Qué haremos hoy, que por arte de magia nada sucedió?
¿Qué haremos hoy, que el sol salió como todos los días?
Los malos no fueron castigados.
Los que sufren no fueron recompensados.
El ovni de rescate aún no llegó.

Dejemos de proyectar en el futuro, expectativas buenas o malas. La realidad la creamos desde el centro de nosotros. No hay ni habrá oscuridad para el que sea capaz de ver su propia luz. No hay pesares para el que fluye con la vida, sin juzgar y sin cargas. No hay conflictos si hay entrega, aceptación. No hay miedo si hay amor. No hay cambio si no nace del interior.

Hoy tenemos una nueva oportunidad de celebrar la vida, y saborear todos los momentos, de romper cadenas, de vivir sin miedo. Siempre en el presente. Sólo en el ahora…

6 dic. 2012

Batallas





Quizás nos puede suceder que nos encontramos conectados con nuestro maestro interno disfrutando de esa plenitud, del fluir, del amor, de la naturaleza que es una con nosotros.
Creemos la batalla ganada: el ego se ha rendido, la mente responde como sierva, como herramienta al servicio del alma, de la vida toda…
Y en un momento, lenta o repentinamente, cambian las circunstancias externas y resulta que nos encontramos otra vez perdidos, angustiados, sin encontrar la salida…
Necesitamos recurrir a todas las herramientas que tengamos al alcance para centrarnos nuevamente…Tener la humildad de reconocer que todos estamos aprendiendo…
Las batallas no se terminan…Es el Samsara…Es la vida en esta tierra y estamos sujetos a sus reglas.
Identificar…Reconocer…Meditar…Volver al cuerpo y al ahora…Observar la mente, sin identificarse con los pensamientos (ya lo dije antes, ¿no?) Hoy lo repito para mi mismo. ¿O para alguien más también?

No desesperes…
Esto también pasará…

Todos somos valiosos...


No soy ni mucho, ni poco. Soy una gota de agua en el mar. Eso no me convierte en él, pero puedo sentirme contenido en su totalidad y vibrar en su presencia…

Carlos, Despertando al Corazón

21 oct. 2012

Mujer que cuidas la vida





Mujer prestaste tu cuerpo
para albergar la semilla.
Nutriste por nueve meses,
me regalaste la vida.

Empecé a manifestarme
en esta tierra bendita.
Tus pechos llenos de amor
alimentaban mis días.

Hasta que pudiera solo
avanzar en mi camino,
me refugiaba en tu ser,
encontrando luz y abrigo.

Encaminado al destino
que me habría de forjar,
me fui entregando a otros brazos
que también me iban a cuidar.

Como amante, compañera,
amiga o desconocida,
fuiste dando contención,
guiando al alma perdida.

Obrando de muchos modos,
con palabras y con risas,
con manos sabias y Reiki,
sigues cuidando la vida.

Porque sabes que la planta,
ha de llegar a florecer,
para esparcir sus semillas
y para volver a nacer.

Por eso sigo encontrando
la energía femenina,
que va siguiendo mis pasos,
que va cuidando la vida…

Carlos Iacono

23 sept. 2012

Soledad y reencuentro…


Existen muchas soledades.
La soledad de la semilla acorazada y aislada, mirándose a sí misma.
La soledad de la piedra, inerte y silenciosa.
La soledad del hombre dormido, separado del mundo y enfrentándose a él.
La soledad de buscar dentro nuestro, cuando afuera no hay repuestas.
Y la alegría de ya no sentirse solo…



¿Y después qué?




Después que coma.
Después que me reciba.
Después que me case.
Después que tenga mi casa.
Después que junte plata.
Después que los hijos crezcan.
¿Después qué ?

Mejor ahora...



16 ago. 2012

La verdadera belleza...


¿Qué sería de un hermoso frasco de perfume, de estilizado diseño, si no contuviera en su interior una dulce fragancia? Un envase vacío…
La obsesión que a veces observamos por la estética del cuerpo, no significa nada si no fluye en él la conciencia y el amor. Allí está la verdadera belleza.
Un cuerpo saludable, en armonía, nos aporta sensibilidad en esta vivencia humana. Puede ser admirado, cuidado, como una parte nuestra divina y maravillosa. Acompañado por el perfume del amor a la vida, completa nuestro existir.
Y la belleza nos acompaña aún con el paso del tiempo y las arrugas en la piel…

5 ago. 2012

La película de la vida...


A veces, a lo largo de nuestra vida, nos apegamos a la identificación que fuimos creando de nosotros mismos; gordo, flaco, pobre, rico, trabajador, universitario…
No es lo que realmente somos, es solo una interpretación, “teatral” de la mente.
¡Da lo mismo cualquier personaje! Al fin cada ego es solo eso…
La mente nos impulsa a luchar, a defender el papel que interpretamos o a envidiar la fortuna de otros…Pero cada uno de ellos tiene sus placeres y sus desdichas. Podríamos pasar la vida entera, y mucho más, persiguiendo ilusiones, para concluir, finalmente, que en la separación, en el individualismo, no hay dicha permanente. Pensamos que la orilla del frente es la mejor…hasta que la conocemos.
Pero… ¡a no preocuparse! Mientras estemos en el rodaje, seamos libres y no esclavos de un rol determinado. Jugar, cambiar, experimentar, libres de expectativas… ¡Es posible!
Si podemos acostumbrarnos a ser testigos de todas estas interpretaciones del ego, si estamos presentes y concientes, vamos descubriendo cómo la mente nos envuelve en un diálogo permanente. Escuchar ese diálogo como quien lo ve desde afuera, es ser observador y testigo. Y la película va perdiendo dramatismo...

Somos una esencia y miles de personajes.

No darle importancia verdadera al afuera y actuar desde la esencia de amor universal que nos une a todos, entre humanos y hacia toda la creación, es el camino hacia la plenitud. La diferencia no está en el personaje, sino en el amor y la entrega a la vida desde nuestro ser más íntimo.

16 jul. 2012

Aprendizaje...

Cuando busques un maestro, no te quedes en estereotipos. Piensa en todo y todos los que te rodean como un espejo donde poder verte, con aquellas cosas que te gustan y las que no, con sus luces y sus sombras, su belleza y su fealdad, su alegría y su tristeza. Mira entonces cuánto de ello está en ti. Hazlo con valentía. Todos quisiéramos ver dentro  nuestro solo cosas hermosas, así es como muchas veces dejamos en las sombras aquello que no nos gusta, que no aceptamos de nuestra personalidad…Entonces no nos reconocemos…
Ten presente que descubrir y aceptar esos aspectos es el primer paso para empezar a  sanar y sanarnos en la relación con los otros.
En todo caso se trata, de un modo u otro, de lograr que la personalidad no actúe como una coraza, obstaculizando la energía amorosa que quiere brotar desde tu conciencia –corazón. Imagina que vas andando con una pesada armadura. Eres tú o los otros. Eso es lo que nos han enseñado. Y así estamos, caminando con pesadas cargas, sin ver que todos necesitamos amor. Todos necesitamos estar livianos, Todos necesitamos dejar caer nuestra máscaras y reconocernos en la esencia de nuestro ser.
Cada relación, cada persona, cada suceso que acontece en nuestras vidas puede convertirse en un maestro. Llega a nosotros de diferentes formas y actúa de diferentes modos. Queda en nosotros aprender a escuchar, a ver, a sentir…


15 jul. 2012

Proyecciones...



Abriremos cajones que nunca habían sido abiertos…
Viviremos vidas que deseamos vivir y elegimos esperar…
Escribiremos poemas con la alegría que aguarda por salir…
Pintaremos de blanco un refugio frente a un mar de verdad…

No habrá muerte, ni cárceles que opriman,
cuando estemos libres del peso del pasado,
cuando sepamos que no hay futuro,
que es solo presente…

Carlos Iacono

16 jun. 2012

La soga

Soga que unes formando lazos,
lazos de amor…Son como brazos
de hombres libres que buscan cielos,
de alegres niños dándote saltos.

Soga que oprimes en la garganta,
atando cargas…Hundes la espalda
del hombre preso por su ceguera,
hasta la oscura noche del alma.

Soga eres forma y herramienta,
y la intención de utilizarte,
tiene la magia de darte vida,
atando firme, o uniendo suave.

Acompáñame trepando cimas,
para elevarme buscando calma.
No quisiera que solo seas
soga tendida…Cuerpo sin alma.
Carlos Iacono

6 may. 2012

Preguntas sin repuestas…



Tanto tiempo las preguntas fueron mías,
multiplicadas sin encontrar respuesta.
Simplemente algo dentro rechazaba
conformarse con vivir en la rutina.

No hubo ojos que alentaran con un guiño
a vivir enamorado de los sueños.
Los mandatos poco a poco se encargaron
de enjaular al corazón libre y alado…

Y una vez, después de tanto sufrimiento,
descubrí que el encierro no existía…
¡Al corazón lo cercaban pensamientos!

Así encontré que sobraban las preguntas
y ya no necesitaba las respuestas,
tan solo Ser, en amor y en conciencia.

Carlos Iacono

Letras Perdidas...


¿A donde se escondieron las palabras
que alguna vez tocaron a mi puerta
prontas, seguras?... Alma que despierta
sin cárceles ni visiones macabras.

¿A dónde buscaré la inspiración
que inundó mi corazón de gozo?
Renaciendo luminoso en el amor,
deseaba compartirlo hecho canción.

Ahora siento solo letra muerta
escarbando esta sopa de cerebro.
¿Será que el corazón cerró la puerta?

Impaciente espero su llegada
que desarme locura y pensamiento...
Sentirme nuevamente entre sus alas…

 Carlos Iacono

8 abr. 2012

Momentos iluminados...

Algunas personas esperan o buscan una gran iluminación…Ese momento puede llegar o no, pero lo más importante, es dejar de anhelar y agradecer lo que tenemos, reconocernos tal cual somos, valorar nuestros momentos iluminados…
Muchos seres se han conectado con su alma y corazón, y a través de su inspiración nos regalan un mensaje valioso y un canto a la vida, como Fito Paez cuando canta: “…Quién dijo que todo esta perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón”…O Víctor Heredia en “Mara”, demostrando que el amor a la vida puede superar el odio y la tristeza…Louis Armstrong, que pudo ver un maravilloso mundo a pesar de las guerras…O Lisandro Aristimuño cuando nos recuerda “ …No te dejes mas vencer, al alma hay que darle de comer…Un poco de azúcar del estero, un poco de risa y caramelos”…Steve Jobs, que puso amor y pasión en la tecnología, regalando también mensajes inspiradores a la juventud cuando, desnudando su alma, enseño que las crisis pueden convertirse en oportunidades…
Tenemos herramientas para darle lugar a esos momentos de luz. La meditación es una de ellas…Lo que realmente buscamos es que se produzca el silencio, y en ese silencio, en esa conexión con el amor, con la intuición, con la esencia, los mensajes llegan… La inspiración se hace presencia…Luego nos queda el trabajo de traducir aquello que percibimos desde el alma y llevarlo a lo concreto de nuestra experiencia humana para hacerla un poco más divina y luminosa.  Pequeños instantes son suficientes para vislumbrar una realidad mas hermosa, si estamos alertas y escuchamos los mensajes que nos traen para darle vida a nuestra vida, para compartir de muchas maneras, cantando, bailando, riendo, pintando, enseñando, sanando, escribiendo…O sin hacer nada. Porque un alma que empieza a brillar reconociéndose a si misma, es como una flor que regala su color,  su fragancia…Así, cada luz que nace del corazón, por pequeña que nos pueda parecer, irradia su amor hacia el planeta…Hasta que el brillo logre la intensidad suficiente para el nacimiento de una nueva humanidad.
En todo caso, hasta que algo más grande ocurra en nosotros, disfrutemos de los momentos de luz, del camino, y conectados con el amor verdadero, iluminemos nuestra vida, sintiéndonos en el cielo, actuando en la tierra.

22 ene. 2012

Música del alma...


Cuando te conviertes en un  instrumento del Amor en la tierra, vibra una dulce melodía en ti, que deleita a quienes están cerca y comparten parte del camino.
Estás en sintonía con toda la creación y tu corazón expresa la alegría de Ser, como quien canta una bella canción… Y yo canto contigo, compartiendo la música del viento y las hojas,  el canto de los pájaros, el sonido del mar…
Pero a veces la mente quiere cantar su propia canción…¡No es más que ruido!
Quizás sea difícil eliminar el ruido por completo, pero ajustando la sintonía, podemos lograr que la música del alma suene más fuerte y soñar con un mundo diferente…

Sueño con miles de corazones que despiertan …
Sueño con la bella sincronía de un coro de voces  e instrumentos afinados cantando a la sublime creación… Una maravillosa música que nadie querrá dejar de oír, en la que todos querrán participar…
Sueño que no es sueño, porque esta canción de amor es posible…

Filmamos este video mientras recorríamos un templo budista de la ciudad de Lampun, en el norte de Tailandia. Observando a su gente con sus reverencias a buda, con sus ofrendas, oímos esta música que nos llamaba desde otro sector del templo. Una música simple pero encantadora, interpretada desde el corazón, desinteresadamente...Solo para alegría de los visitantes.
Carlos y Claudia

4 ene. 2012

Era un niño que soñaba



Era un niño que soñaba
y volaba. ¡Qué alegría!
Abrió los ojos el niño
y con sus brazos extendidos
una mariposa corría…

El niño volvió a soñar
con un pájaro colorido.
“¡Ahora no te escaparás!
Volaré sin hacer ruído…”

El niño se despertó.
Tenía el puño cerrado

y piedras en los bosillos.

Quedóse el niño muy serio
porque sus años pasaban
sin juguetes ni frazadas.

Y ya no volvió a soñar.

Pasaba rápido el tiempo
y el mozo tuvo un amor.
Sintiéndose volar preguntaba:
“¿Tú eres de verdad o no?”

Cuando el mozo se hizo viejo
observaba las montañas,
viento, pájaros y cielos,
flotando entre todos ellos…

Y cuando vino la muerte
a adueñarse de su cuerpo,
nuevamente preguntaba:
“¿Tú eres sueño?

¡Despójame de este peso!
Y haz más liviano mi vuelo….”



Carlos Iacono
Intertexto de Antonio Machado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...