fondo

Mostrando entradas con la etiqueta poesía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta poesía. Mostrar todas las entradas

19 abr. 2014

Eclipse de Luna





Ante mi,
un firmamento
pleno de estrellas.

La luna, traviesa,
se va vistiendo de rojo...
Y se desviste.

Todo porque en este viaje,
que no es tan largo,
ni es tan corto,
la ventana estaba abierta.

Y también mis ojos...

Carlos Iacono


15/4/2014
Escrita desde un avión, mirando el eclipse de luna roja





30 nov. 2013

Señales 2...





 Por la mañana me despierto.
¿O cambio de sueño?

Camino.
¿O pienso que camino?

Vivo.
¿O imagino?

Disfruto.
¿O analizo?

Estoy triste.
¿O distraído?

Busco señales que me ayuden a encontrar
el camino correcto para mi.
Entre medio de las luces
y carteles de colores,
que me incitan a conquistar
la zanahoria.

Vuelvo la mirada
hacia adentro,
para descansar mis ojos,
encandilados.

Y camino...
Solo camino...
Atento.
Carlos Iacono
www.despertaralcorazon.com.ar




21 oct. 2012

Mujer que cuidas la vida





Mujer prestaste tu cuerpo
para albergar la semilla.
Nutriste por nueve meses,
me regalaste la vida.

Empecé a manifestarme
en esta tierra bendita.
Tus pechos llenos de amor
alimentaban mis días.

Hasta que pudiera solo
avanzar en mi camino,
me refugiaba en tu ser,
encontrando luz y abrigo.

Encaminado al destino
que me habría de forjar,
me fui entregando a otros brazos
que también me iban a cuidar.

Como amante, compañera,
amiga o desconocida,
fuiste dando contención,
guiando al alma perdida.

Obrando de muchos modos,
con palabras y con risas,
con manos sabias y Reiki,
sigues cuidando la vida.

Porque sabes que la planta,
ha de llegar a florecer,
para esparcir sus semillas
y para volver a nacer.

Por eso sigo encontrando
la energía femenina,
que va siguiendo mis pasos,
que va cuidando la vida…

Carlos Iacono

16 jun. 2012

La soga

Soga que unes formando lazos,
lazos de amor…Son como brazos
de hombres libres que buscan cielos,
de alegres niños dándote saltos.

Soga que oprimes en la garganta,
atando cargas…Hundes la espalda
del hombre preso por su ceguera,
hasta la oscura noche del alma.

Soga eres forma y herramienta,
y la intención de utilizarte,
tiene la magia de darte vida,
atando firme, o uniendo suave.

Acompáñame trepando cimas,
para elevarme buscando calma.
No quisiera que solo seas
soga tendida…Cuerpo sin alma.
Carlos Iacono

6 may. 2012

Preguntas sin repuestas…



Tanto tiempo las preguntas fueron mías,
multiplicadas sin encontrar respuesta.
Simplemente algo dentro rechazaba
conformarse con vivir en la rutina.

No hubo ojos que alentaran con un guiño
a vivir enamorado de los sueños.
Los mandatos poco a poco se encargaron
de enjaular al corazón libre y alado…

Y una vez, después de tanto sufrimiento,
descubrí que el encierro no existía…
¡Al corazón lo cercaban pensamientos!

Así encontré que sobraban las preguntas
y ya no necesitaba las respuestas,
tan solo Ser, en amor y en conciencia.

Carlos Iacono

Letras Perdidas...


¿A donde se escondieron las palabras
que alguna vez tocaron a mi puerta
prontas, seguras?... Alma que despierta
sin cárceles ni visiones macabras.

¿A dónde buscaré la inspiración
que inundó mi corazón de gozo?
Renaciendo luminoso en el amor,
deseaba compartirlo hecho canción.

Ahora siento solo letra muerta
escarbando esta sopa de cerebro.
¿Será que el corazón cerró la puerta?

Impaciente espero su llegada
que desarme locura y pensamiento...
Sentirme nuevamente entre sus alas…

 Carlos Iacono

4 ene. 2012

Era un niño que soñaba



Era un niño que soñaba
y volaba. ¡Qué alegría!
Abrió los ojos el niño
y con sus brazos extendidos
una mariposa corría…

El niño volvió a soñar
con un pájaro colorido.
“¡Ahora no te escaparás!
Volaré sin hacer ruído…”

El niño se despertó.
Tenía el puño cerrado

y piedras en los bosillos.

Quedóse el niño muy serio
porque sus años pasaban
sin juguetes ni frazadas.

Y ya no volvió a soñar.

Pasaba rápido el tiempo
y el mozo tuvo un amor.
Sintiéndose volar preguntaba:
“¿Tú eres de verdad o no?”

Cuando el mozo se hizo viejo
observaba las montañas,
viento, pájaros y cielos,
flotando entre todos ellos…

Y cuando vino la muerte
a adueñarse de su cuerpo,
nuevamente preguntaba:
“¿Tú eres sueño?

¡Despójame de este peso!
Y haz más liviano mi vuelo….”



Carlos Iacono
Intertexto de Antonio Machado.

16 dic. 2011

Cuando vuelva a ser niño...


Reiré con una fresca carcajada,
con el corazón,
y una mirada cristalina…

Jugaré sin miedo a ensuciar mi ropa,
sin notar las miradas que me envidían.

Estaré atento al vuelo de la mariposa,
a la lluvia repentina…

Descubriré grandes tesoros cada día…

Amaré por puro amor,
sin condición ni garantías.
Comprenderé que la vida es juego,
encanto y alegría.

Veré un presente eterno
y naceré niño,
día a día.

Carlos Iacono
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...