fondo

Mostrando entradas con la etiqueta miedo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta miedo. Mostrar todas las entradas

23 dic. 2012

¿Y ahora qué hacemos?



¿Qué haremos hoy, que por arte de magia nada sucedió?
¿Qué haremos hoy, que el sol salió como todos los días?
Los malos no fueron castigados.
Los que sufren no fueron recompensados.
El ovni de rescate aún no llegó.

Dejemos de proyectar en el futuro, expectativas buenas o malas. La realidad la creamos desde el centro de nosotros. No hay ni habrá oscuridad para el que sea capaz de ver su propia luz. No hay pesares para el que fluye con la vida, sin juzgar y sin cargas. No hay conflictos si hay entrega, aceptación. No hay miedo si hay amor. No hay cambio si no nace del interior.

Hoy tenemos una nueva oportunidad de celebrar la vida, y saborear todos los momentos, de romper cadenas, de vivir sin miedo. Siempre en el presente. Sólo en el ahora…

5 ago. 2012

La película de la vida...


A veces, a lo largo de nuestra vida, nos apegamos a la identificación que fuimos creando de nosotros mismos; gordo, flaco, pobre, rico, trabajador, universitario…
No es lo que realmente somos, es solo una interpretación, “teatral” de la mente.
¡Da lo mismo cualquier personaje! Al fin cada ego es solo eso…
La mente nos impulsa a luchar, a defender el papel que interpretamos o a envidiar la fortuna de otros…Pero cada uno de ellos tiene sus placeres y sus desdichas. Podríamos pasar la vida entera, y mucho más, persiguiendo ilusiones, para concluir, finalmente, que en la separación, en el individualismo, no hay dicha permanente. Pensamos que la orilla del frente es la mejor…hasta que la conocemos.
Pero… ¡a no preocuparse! Mientras estemos en el rodaje, seamos libres y no esclavos de un rol determinado. Jugar, cambiar, experimentar, libres de expectativas… ¡Es posible!
Si podemos acostumbrarnos a ser testigos de todas estas interpretaciones del ego, si estamos presentes y concientes, vamos descubriendo cómo la mente nos envuelve en un diálogo permanente. Escuchar ese diálogo como quien lo ve desde afuera, es ser observador y testigo. Y la película va perdiendo dramatismo...

Somos una esencia y miles de personajes.

No darle importancia verdadera al afuera y actuar desde la esencia de amor universal que nos une a todos, entre humanos y hacia toda la creación, es el camino hacia la plenitud. La diferencia no está en el personaje, sino en el amor y la entrega a la vida desde nuestro ser más íntimo.

11 ago. 2011

La búsqueda de nuestro ser...


Todos somos uno, sin embargo, cuando iniciamos nuestra búsqueda interna, hay una parte del camino que debemos transitar en soledad… Cuando nos desprendemos de nuestra personalidad, de la imagen que nosotros mismos formamos, en parte impuesta por los mandatos de familia y sociedad...Empezamos a soltar lo que creíamos que éramos…Y antes de conocer la verdadera realidad, nuestro ser puro e inmortal, el sentirnos unidos a toda la creación, antes de comprenderlo, nos quedamos sin nada...Hay un vacío...Algunos la llaman "la noche oscura del alma"...Es muy duro, pero hay que atravesarla...Y después de eso todas las posibilidades se abren ante nosotros. Conocemos la alegría de ser, simplemente...De vivir...De ser concientes del amor y toda la maravilla de la existencia. Entonces todos los miedos desaparecen, no hay condicionamientos, no hay ley mayor que la de nuestra pura conciencia, no hay límites desde el afuera. Hay una mente silenciosa y un corazón pleno de dicha, deseoso de compartir, irradiando con amor.

1 jul. 2011

Luz de amor...


Si te encuentras luchando a ciegas en la oscuridad…La mente no se aquieta, no puedes detener los pensamientos. Estás peleando desde el lugar incorrecto. Estás dentro del problema. Tus reacciones nacen también desde esa oscuridad que te nubla.
Apártate de ella…
Ve hacia el centro luminoso de tu ser, a tu conciencia amorosa, y deja que esa luz de amor lo cubra todo, dando claridad a tus pensamientos y permitiendo que fluyan tus emociones, sin quedarte estancado en ellas.
No puedes combatir a la oscuridad desde la oscuridad misma.
Sal de ella…
Observa...
No juzgues…
Permítete sentir…
Suelta…
Ya estás nuevamente en el presente y todas las posibilidades se abren ante ti.
Ahora puedes decidir sin temor a equivocarte...

29 jun. 2011

Afirmación




Me acepto tal como soy. Me amo. Hoy soy este ser y dejo de anhelar ser otro. Quizás lo sea algún día, quizás no.

La existencia me permite ver quien soy y fluir con ella en este momento. Puedo percibir el paso siguiente, sin preocuparme por el futuro.
Solo eso necesito.

Aceptándome a mi mismo y al presente voy con la vida, amo, disfruto de ser y abandono el sufrimiento creado por la mente. Gracias.

12 jun. 2011

Círculo de vida


La vida transcurre en un eterno presente para el hombre y en el universo. Todo nace y llega a su fin en ciclos interminables. Planetas, galaxias, tienen su inicio, desarrollo y culminación. Mientras unos nacen otros terminan su ciclo manifestado.

Así en la vida del hombre y de la humanidad civilizaciones nuevas inician, crecen, llegan a su máximo desarrollo…para dar lugar a una nueva humanidad, una nueva tierra.

Así, pues, por que temer a la muerte física, o al fin de un ciclo, si solo es el paso necesario para que la creación continúe con su círculo de vida, siempre hacia esferas superiores, desde el nacimiento hasta llegar a un nivel de conciencia pura que reposa en sí misma, en lo absoluto…hasta sentir nuevamente el llamado de la creación.

Aceptar cada etapa de nuestra vida viviendo y celebrando plenamente, descansando en la paz de sentirnos alineados con ella es lo único, así de simple, a realizar.
Y todos los miedos desaparecen…

10 abr. 2011

Sobre un tallo y una flor…



Una leve tristeza ronda el aire...
Tristeza por un pimpollo que empezaba a abrirse y cae al suelo sin haber mostrado a la existencia su fragancia, su belleza.
Una flor que quería expresarse plenamente, entregándose a la vida sin saber cuanto duraría su esplendor, satisfecha y gozosa de ser total, aunque fuera solo un instante…
Quizás un sol tan intenso aceleró su caída. Tal vez, el tallo no se sentía con fuerzas para sostenerla. Dudó entre entregar de sí la energía necesaria para brindarse completamente a la flor, porque esto podría poner en riesgo su propia existencia. Se desprendió de ella finalmente, imaginando que nuevas flores volverían a crecer algún día de su propia savia. Pero eso no es seguro. ¿Será árbol o hierba? ¿Habrá otra primavera o esta era su única posibilidad de florecer?

El momento ha pasado y aquella que no pudo ser, nunca será…
Su tiempo fugaz la rindió a la tierra, antes de tiempo…
Su fragancia no se esparció en el aire…
Su belleza no se mostró al caminante solitario…
El tallo no tuvo el amor suficiente para alimentarla…
No pudo ser…

Quiso comprender antes que sucedería, sin notar que la respuesta estaba en la entrega sin medidas… Esa flor traería consigo, una vez madura, la semilla necesaria para renacer.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...