fondo

Mostrando entradas con la etiqueta esencia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta esencia. Mostrar todas las entradas

6 dic. 2012

Batallas





Quizás nos puede suceder que nos encontramos conectados con nuestro maestro interno disfrutando de esa plenitud, del fluir, del amor, de la naturaleza que es una con nosotros.
Creemos la batalla ganada: el ego se ha rendido, la mente responde como sierva, como herramienta al servicio del alma, de la vida toda…
Y en un momento, lenta o repentinamente, cambian las circunstancias externas y resulta que nos encontramos otra vez perdidos, angustiados, sin encontrar la salida…
Necesitamos recurrir a todas las herramientas que tengamos al alcance para centrarnos nuevamente…Tener la humildad de reconocer que todos estamos aprendiendo…
Las batallas no se terminan…Es el Samsara…Es la vida en esta tierra y estamos sujetos a sus reglas.
Identificar…Reconocer…Meditar…Volver al cuerpo y al ahora…Observar la mente, sin identificarse con los pensamientos (ya lo dije antes, ¿no?) Hoy lo repito para mi mismo. ¿O para alguien más también?

No desesperes…
Esto también pasará…

21 oct. 2012

Mujer que cuidas la vida





Mujer prestaste tu cuerpo
para albergar la semilla.
Nutriste por nueve meses,
me regalaste la vida.

Empecé a manifestarme
en esta tierra bendita.
Tus pechos llenos de amor
alimentaban mis días.

Hasta que pudiera solo
avanzar en mi camino,
me refugiaba en tu ser,
encontrando luz y abrigo.

Encaminado al destino
que me habría de forjar,
me fui entregando a otros brazos
que también me iban a cuidar.

Como amante, compañera,
amiga o desconocida,
fuiste dando contención,
guiando al alma perdida.

Obrando de muchos modos,
con palabras y con risas,
con manos sabias y Reiki,
sigues cuidando la vida.

Porque sabes que la planta,
ha de llegar a florecer,
para esparcir sus semillas
y para volver a nacer.

Por eso sigo encontrando
la energía femenina,
que va siguiendo mis pasos,
que va cuidando la vida…

Carlos Iacono

16 ago. 2012

La verdadera belleza...


¿Qué sería de un hermoso frasco de perfume, de estilizado diseño, si no contuviera en su interior una dulce fragancia? Un envase vacío…
La obsesión que a veces observamos por la estética del cuerpo, no significa nada si no fluye en él la conciencia y el amor. Allí está la verdadera belleza.
Un cuerpo saludable, en armonía, nos aporta sensibilidad en esta vivencia humana. Puede ser admirado, cuidado, como una parte nuestra divina y maravillosa. Acompañado por el perfume del amor a la vida, completa nuestro existir.
Y la belleza nos acompaña aún con el paso del tiempo y las arrugas en la piel…

5 ago. 2012

La película de la vida...


A veces, a lo largo de nuestra vida, nos apegamos a la identificación que fuimos creando de nosotros mismos; gordo, flaco, pobre, rico, trabajador, universitario…
No es lo que realmente somos, es solo una interpretación, “teatral” de la mente.
¡Da lo mismo cualquier personaje! Al fin cada ego es solo eso…
La mente nos impulsa a luchar, a defender el papel que interpretamos o a envidiar la fortuna de otros…Pero cada uno de ellos tiene sus placeres y sus desdichas. Podríamos pasar la vida entera, y mucho más, persiguiendo ilusiones, para concluir, finalmente, que en la separación, en el individualismo, no hay dicha permanente. Pensamos que la orilla del frente es la mejor…hasta que la conocemos.
Pero… ¡a no preocuparse! Mientras estemos en el rodaje, seamos libres y no esclavos de un rol determinado. Jugar, cambiar, experimentar, libres de expectativas… ¡Es posible!
Si podemos acostumbrarnos a ser testigos de todas estas interpretaciones del ego, si estamos presentes y concientes, vamos descubriendo cómo la mente nos envuelve en un diálogo permanente. Escuchar ese diálogo como quien lo ve desde afuera, es ser observador y testigo. Y la película va perdiendo dramatismo...

Somos una esencia y miles de personajes.

No darle importancia verdadera al afuera y actuar desde la esencia de amor universal que nos une a todos, entre humanos y hacia toda la creación, es el camino hacia la plenitud. La diferencia no está en el personaje, sino en el amor y la entrega a la vida desde nuestro ser más íntimo.

16 jul. 2012

Aprendizaje...

Cuando busques un maestro, no te quedes en estereotipos. Piensa en todo y todos los que te rodean como un espejo donde poder verte, con aquellas cosas que te gustan y las que no, con sus luces y sus sombras, su belleza y su fealdad, su alegría y su tristeza. Mira entonces cuánto de ello está en ti. Hazlo con valentía. Todos quisiéramos ver dentro  nuestro solo cosas hermosas, así es como muchas veces dejamos en las sombras aquello que no nos gusta, que no aceptamos de nuestra personalidad…Entonces no nos reconocemos…
Ten presente que descubrir y aceptar esos aspectos es el primer paso para empezar a  sanar y sanarnos en la relación con los otros.
En todo caso se trata, de un modo u otro, de lograr que la personalidad no actúe como una coraza, obstaculizando la energía amorosa que quiere brotar desde tu conciencia –corazón. Imagina que vas andando con una pesada armadura. Eres tú o los otros. Eso es lo que nos han enseñado. Y así estamos, caminando con pesadas cargas, sin ver que todos necesitamos amor. Todos necesitamos estar livianos, Todos necesitamos dejar caer nuestra máscaras y reconocernos en la esencia de nuestro ser.
Cada relación, cada persona, cada suceso que acontece en nuestras vidas puede convertirse en un maestro. Llega a nosotros de diferentes formas y actúa de diferentes modos. Queda en nosotros aprender a escuchar, a ver, a sentir…


16 jun. 2012

La soga

Soga que unes formando lazos,
lazos de amor…Son como brazos
de hombres libres que buscan cielos,
de alegres niños dándote saltos.

Soga que oprimes en la garganta,
atando cargas…Hundes la espalda
del hombre preso por su ceguera,
hasta la oscura noche del alma.

Soga eres forma y herramienta,
y la intención de utilizarte,
tiene la magia de darte vida,
atando firme, o uniendo suave.

Acompáñame trepando cimas,
para elevarme buscando calma.
No quisiera que solo seas
soga tendida…Cuerpo sin alma.
Carlos Iacono

8 abr. 2012

Momentos iluminados...

Algunas personas esperan o buscan una gran iluminación…Ese momento puede llegar o no, pero lo más importante, es dejar de anhelar y agradecer lo que tenemos, reconocernos tal cual somos, valorar nuestros momentos iluminados…
Muchos seres se han conectado con su alma y corazón, y a través de su inspiración nos regalan un mensaje valioso y un canto a la vida, como Fito Paez cuando canta: “…Quién dijo que todo esta perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón”…O Víctor Heredia en “Mara”, demostrando que el amor a la vida puede superar el odio y la tristeza…Louis Armstrong, que pudo ver un maravilloso mundo a pesar de las guerras…O Lisandro Aristimuño cuando nos recuerda “ …No te dejes mas vencer, al alma hay que darle de comer…Un poco de azúcar del estero, un poco de risa y caramelos”…Steve Jobs, que puso amor y pasión en la tecnología, regalando también mensajes inspiradores a la juventud cuando, desnudando su alma, enseño que las crisis pueden convertirse en oportunidades…
Tenemos herramientas para darle lugar a esos momentos de luz. La meditación es una de ellas…Lo que realmente buscamos es que se produzca el silencio, y en ese silencio, en esa conexión con el amor, con la intuición, con la esencia, los mensajes llegan… La inspiración se hace presencia…Luego nos queda el trabajo de traducir aquello que percibimos desde el alma y llevarlo a lo concreto de nuestra experiencia humana para hacerla un poco más divina y luminosa.  Pequeños instantes son suficientes para vislumbrar una realidad mas hermosa, si estamos alertas y escuchamos los mensajes que nos traen para darle vida a nuestra vida, para compartir de muchas maneras, cantando, bailando, riendo, pintando, enseñando, sanando, escribiendo…O sin hacer nada. Porque un alma que empieza a brillar reconociéndose a si misma, es como una flor que regala su color,  su fragancia…Así, cada luz que nace del corazón, por pequeña que nos pueda parecer, irradia su amor hacia el planeta…Hasta que el brillo logre la intensidad suficiente para el nacimiento de una nueva humanidad.
En todo caso, hasta que algo más grande ocurra en nosotros, disfrutemos de los momentos de luz, del camino, y conectados con el amor verdadero, iluminemos nuestra vida, sintiéndonos en el cielo, actuando en la tierra.

22 ene. 2012

Música del alma...


Cuando te conviertes en un  instrumento del Amor en la tierra, vibra una dulce melodía en ti, que deleita a quienes están cerca y comparten parte del camino.
Estás en sintonía con toda la creación y tu corazón expresa la alegría de Ser, como quien canta una bella canción… Y yo canto contigo, compartiendo la música del viento y las hojas,  el canto de los pájaros, el sonido del mar…
Pero a veces la mente quiere cantar su propia canción…¡No es más que ruido!
Quizás sea difícil eliminar el ruido por completo, pero ajustando la sintonía, podemos lograr que la música del alma suene más fuerte y soñar con un mundo diferente…

Sueño con miles de corazones que despiertan …
Sueño con la bella sincronía de un coro de voces  e instrumentos afinados cantando a la sublime creación… Una maravillosa música que nadie querrá dejar de oír, en la que todos querrán participar…
Sueño que no es sueño, porque esta canción de amor es posible…

Filmamos este video mientras recorríamos un templo budista de la ciudad de Lampun, en el norte de Tailandia. Observando a su gente con sus reverencias a buda, con sus ofrendas, oímos esta música que nos llamaba desde otro sector del templo. Una música simple pero encantadora, interpretada desde el corazón, desinteresadamente...Solo para alegría de los visitantes.
Carlos y Claudia

18 dic. 2011

Autorretrato


Soy una idea que busca cuerpo.

Soy tan pequeño…¡Y rápido crezco!
Soy rebeldía…Y mi identidad no encuentro.

Soy búsqueda,
suelto lo viejo y  en el vacío me pierdo.

Parece que no soy nada,
y a la vez puedo ser todo.

Soy quien celebra la vida,
y el alma que llora en un cárcel de huesos.

Soy luz y alegría,
oscuridad y tristeza.

Soy caminante y sendero.
Lo inmortal es mi esencia.

Soy uno con todo y todos,
aunque a veces no lo recuerdo…

Carlos Iacono 

16 dic. 2011

Cuando vuelva a ser niño...


Reiré con una fresca carcajada,
con el corazón,
y una mirada cristalina…

Jugaré sin miedo a ensuciar mi ropa,
sin notar las miradas que me envidían.

Estaré atento al vuelo de la mariposa,
a la lluvia repentina…

Descubriré grandes tesoros cada día…

Amaré por puro amor,
sin condición ni garantías.
Comprenderé que la vida es juego,
encanto y alegría.

Veré un presente eterno
y naceré niño,
día a día.

Carlos Iacono

12 jul. 2011

Cosas simples...



Si sientes que no puedes parar, que el entorno no te lo permite…no es él quien no lo permite, eres tú, porque te identificas aún con aquellas cosas valoradas por este mundo hoy. Tienes metas y objetivos, lo cual no debería ser “malo”, pero se convierte en malo cuando dejas de disfrutar el camino. De pronto te das cuenta que la lucha por alcanzar esas metas te absorbe, y te distraes del momento presente. Cuanto mayor identificación tengas con el mundo material, tendrás mayores necesidades y menos presencia en el aquí y ahora.
Deja de luchar.
“Deja de desear y se te dará multiplicado”.
Pero tiene que ser un dejar de desear sincero, que tu mismo te lo creas… Entonces puedes empezar a ser como una gota de agua en el río, fluyes con él, no vas contra la corriente de la existencia. Disfrutas el día a día con lo que la vida te presenta. Sabes que no puedes cambiar lo que es, y sabes que la mente reina en el pasado y en el futuro y no puedes solucionar nada que no pertenezca al presente. Entonces la usas como un instrumento práctico para vivir el ahora y organizar tu tiempo. Tus pensamientos no dominan a tus acciones.
Y así comprendes que ninguna de tus angustias puede agregar algo a tu vida. Preocupándote solo pierdes el presente…Y no hay más que eso…

Por eso se feliz hoy.
Disfruta todo lo hermoso que la vida tiene para ti y deja de quejarte por aquello que no tienes.
Olvida la cumbre. La única forma de llegar a ella es estar atento al camino. Ya llegarás, o no, pero en todo caso nada te quitará el placer de haber disfrutado del viaje.
Lo valioso lo tienes hoy, solo tienes que darte cuenta.
No pospongas, no esperes, se libre…
Libérate de los miedos, la vida es ahora.
Date cuenta y reconoce que el “no puedo”, es en realidad un “no quiero cambiar”. Muchas veces no es necesario cambiar lo que haces, sino como lo haces. Te acostumbraste a cierta comodidad, seguridad, y temes abandonarlas, a pesar de sentir que limita la expresión de tu alma y oprime tu corazón.
Despierta.
¿Cuanto tiempo más seguirás traicionando a tu verdadero ser, que quiere vivir y sentir en vibraciones más elevadas?
Reconoce las limitaciones que vienen desde tus pensamientos y condicionamientos. Ve a tu conciencia-corazón, y olvida los límites…No los tienes. Tu alma está llamada a expresarse plenamente.
Y si en el camino te encuentras con dificultades, míralas como pruebas. Nada termina, ni llegas a ningún lado…Nunca dejas de aprender.
No hay adonde llegar, porque ya estás allí, en el centro de tu corazón…

1 jul. 2011

Luz de amor...


Si te encuentras luchando a ciegas en la oscuridad…La mente no se aquieta, no puedes detener los pensamientos. Estás peleando desde el lugar incorrecto. Estás dentro del problema. Tus reacciones nacen también desde esa oscuridad que te nubla.
Apártate de ella…
Ve hacia el centro luminoso de tu ser, a tu conciencia amorosa, y deja que esa luz de amor lo cubra todo, dando claridad a tus pensamientos y permitiendo que fluyan tus emociones, sin quedarte estancado en ellas.
No puedes combatir a la oscuridad desde la oscuridad misma.
Sal de ella…
Observa...
No juzgues…
Permítete sentir…
Suelta…
Ya estás nuevamente en el presente y todas las posibilidades se abren ante ti.
Ahora puedes decidir sin temor a equivocarte...

22 abr. 2011

Reflejo de vida


Cada día que nace se asoma en el horizonte un gran espejo que nos refleja y recuerda la pureza de nuestra esencia.
Entrega su energía alimentando nuestra vida y la del planeta, que es nuestra casa.
A ese gran espejo lo llamamos sol.
Disfrutemos de su presencia en cada amanecer.
Permitamos que nuestro sol interior vaya a su encuentro,
y asi brillará un poco más. 

Ese sol se muestra con toda su fuerza y esplendor. Del mismo modo la vida se nos entrega día a día, y percibimos desde lo profundo de nuestro corazón el palpitar
que nos mantiene en contacto con la verdadera realidad.
Reconocer en nuestra esencia la unión con todo es sabiduría. Vivir siguiendo los mensajes del corazón es coraje y entrega.

Así como las nubes ocultan el sol, a veces nuestros pensamientos actúan como si lo fueran: nublan nuestra visión, nos entristecen. No luches contra ellos. Déjalos pasar. Descansa, como el sol detrás de las nubes, tranquilo, sereno.
Tu sol interior no deja de brillar…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...