fondo

Mostrando entradas con la etiqueta presencia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta presencia. Mostrar todas las entradas

15 nov. 2013

Señales




La vida te da señales todo el tiempo.

Si pasás debajo de una escalera o rompés un espejo, tenés mala suerte.
Tal vez, si alguna de estas cosas pasan, es que estás muy apurado, o bien, distraído.
Si pisás mierda, vas a recibir dinero...
O será que, estás caminando distraído.
Si te ponés la ropa al revés, vas a recibir un regalo.
Otra vez te vestiste distraído...
Al que madruga, Dios lo ayuda.
Pero si te levantás temprano casi siempre y te va como el orto, es que te están "madrugando". Si te están "madrugando" es porque estás distraído.
Y como decía Facundo Cabral,  "No estás deprimido, estás distraído".

La vida pasa al lado tuyo sin que te des cuenta.
Quizás estás pensando demasiado.
Quizás estás esperando algo maravilloso.

Mientras tanto, cae un nuevo atardecer. Los pájaros encienden la madrugada. Las flores llaman con su aroma.
Cuántas oportunidades en un solo día, para tomar un respiro... Caminar descalzo, sentir la hierba y dejar que la lluvia te moje.

La vida,
te da señales,
todo el tiempo.

Carlos Iacono
www.despertaralcorazon.com.ar

6 dic. 2012

Todos somos valiosos...


No soy ni mucho, ni poco. Soy una gota de agua en el mar. Eso no me convierte en él, pero puedo sentirme contenido en su totalidad y vibrar en su presencia…

Carlos, Despertando al Corazón

5 ago. 2012

La película de la vida...


A veces, a lo largo de nuestra vida, nos apegamos a la identificación que fuimos creando de nosotros mismos; gordo, flaco, pobre, rico, trabajador, universitario…
No es lo que realmente somos, es solo una interpretación, “teatral” de la mente.
¡Da lo mismo cualquier personaje! Al fin cada ego es solo eso…
La mente nos impulsa a luchar, a defender el papel que interpretamos o a envidiar la fortuna de otros…Pero cada uno de ellos tiene sus placeres y sus desdichas. Podríamos pasar la vida entera, y mucho más, persiguiendo ilusiones, para concluir, finalmente, que en la separación, en el individualismo, no hay dicha permanente. Pensamos que la orilla del frente es la mejor…hasta que la conocemos.
Pero… ¡a no preocuparse! Mientras estemos en el rodaje, seamos libres y no esclavos de un rol determinado. Jugar, cambiar, experimentar, libres de expectativas… ¡Es posible!
Si podemos acostumbrarnos a ser testigos de todas estas interpretaciones del ego, si estamos presentes y concientes, vamos descubriendo cómo la mente nos envuelve en un diálogo permanente. Escuchar ese diálogo como quien lo ve desde afuera, es ser observador y testigo. Y la película va perdiendo dramatismo...

Somos una esencia y miles de personajes.

No darle importancia verdadera al afuera y actuar desde la esencia de amor universal que nos une a todos, entre humanos y hacia toda la creación, es el camino hacia la plenitud. La diferencia no está en el personaje, sino en el amor y la entrega a la vida desde nuestro ser más íntimo.

25 sept. 2011

Escuela de Caminantes...

 Camino por esta tierra
con la intención de aprender…
Algunas sendas las elijo,
por otras voy, no sé porqué.

Intento estar alerta
y descifrar los misterios
que esta hermosa vida esconde,
y a veces no puedo verlos.

“Todo pasa y todo queda
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.”

En este tiempo tan breve
que nos toca estar aquí
el don del libre albedrío
permite al alma elegir…
Un camino seguro y llano
transita la mayoría,
más creo haberlo vivido
sin plenitud ni alegría.
Otro implica aventura y riesgo,
no hay ninguna garantía
y si no respetas las normas
condenarán tu rebeldía.

Ahora que el tiempo pasa
y no quiero perder pasión,
repito para mi mismo
mi espíritu es canción:
“yo amo los mundos sutiles
ingrávidos y gentiles
como pompas de jabón.”

Entonces elijo libre
Escuchando al corazón…
El límite es mi conciencia…
La voz del poeta una reafirmación:

“Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar…
Caminante no hay camino,
se hace camino al andar”...       

Carlos Iacono

Intertexto de Antonio Machado.

28 ago. 2011

Hagas lo que hagas, hazlo con conciencia…



Vive plenamente, sin reprimir emociones, sin saltear etapas. Deja que el alma se exprese y experimente lo que necesite para tu crecimiento y evolución, sin miedo. Si algo sale “mal”, nada mejor que el aprendizaje que te queda por haberlo vivido…Levántate, sacúdete un poco y sigue…
Conciencia, presencia en tus acciones convierten toda tu vida en un acto meditativo...
Meditas cuando sientes el contacto con todo lo que te rodea, no cuando te escondes del mundo “exterior”…No si te refugias bajo un caparazón. Busca el silencio dentro tuyo. Verás que cuando el silencio ocurre, no hay separación. Dentro y fuera es la misma cosa…Todo puede ser disfrutado…
Relájate…
Nada tiene demasiada importancia, sólo la que quieras darle.

21 jul. 2011

Trascender la mente hacia la conciencia despierta

Hay muchas maneras para atravesar la muralla de la personalidad. Serenar los pensamientos poniendo la observación en el ahora, en el momento presente.
Sentir el cuerpo a través de la respiración y luego llevando la atención a cada una de las células, es el primer paso para ir dejando las viejas costumbres de vivir en la mente, en sus diálogos permanentes, en sus proyecciones.
Dejar de ver una película y empezar a ser protagonistas.
Hagas lo que hagas, pon todo tu interés en ello. Por pequeña que parezca la acción que estamos realizando, hagámoslo como si fuese lo más importante que existe. Con esa atención le estamos dando un valor especial a lo que hacemos, estamos poniendo los cincos sentidos alertas, y nuestro amor y conciencia. Y también, por supuesto, vamos ganando en presencia…Estar presentes y alertas son los primeros pasos para ir actuando, viviendo, desde la conciencia-corazón, desde la intuición.
Actuemos generando la grieta en la piedra, el intervalo de silencio en nuestra mente, que nos permita sentir las vibraciones que llegan del alma. Manos a la obra…

12 jul. 2011

Cosas simples...



Si sientes que no puedes parar, que el entorno no te lo permite…no es él quien no lo permite, eres tú, porque te identificas aún con aquellas cosas valoradas por este mundo hoy. Tienes metas y objetivos, lo cual no debería ser “malo”, pero se convierte en malo cuando dejas de disfrutar el camino. De pronto te das cuenta que la lucha por alcanzar esas metas te absorbe, y te distraes del momento presente. Cuanto mayor identificación tengas con el mundo material, tendrás mayores necesidades y menos presencia en el aquí y ahora.
Deja de luchar.
“Deja de desear y se te dará multiplicado”.
Pero tiene que ser un dejar de desear sincero, que tu mismo te lo creas… Entonces puedes empezar a ser como una gota de agua en el río, fluyes con él, no vas contra la corriente de la existencia. Disfrutas el día a día con lo que la vida te presenta. Sabes que no puedes cambiar lo que es, y sabes que la mente reina en el pasado y en el futuro y no puedes solucionar nada que no pertenezca al presente. Entonces la usas como un instrumento práctico para vivir el ahora y organizar tu tiempo. Tus pensamientos no dominan a tus acciones.
Y así comprendes que ninguna de tus angustias puede agregar algo a tu vida. Preocupándote solo pierdes el presente…Y no hay más que eso…

Por eso se feliz hoy.
Disfruta todo lo hermoso que la vida tiene para ti y deja de quejarte por aquello que no tienes.
Olvida la cumbre. La única forma de llegar a ella es estar atento al camino. Ya llegarás, o no, pero en todo caso nada te quitará el placer de haber disfrutado del viaje.
Lo valioso lo tienes hoy, solo tienes que darte cuenta.
No pospongas, no esperes, se libre…
Libérate de los miedos, la vida es ahora.
Date cuenta y reconoce que el “no puedo”, es en realidad un “no quiero cambiar”. Muchas veces no es necesario cambiar lo que haces, sino como lo haces. Te acostumbraste a cierta comodidad, seguridad, y temes abandonarlas, a pesar de sentir que limita la expresión de tu alma y oprime tu corazón.
Despierta.
¿Cuanto tiempo más seguirás traicionando a tu verdadero ser, que quiere vivir y sentir en vibraciones más elevadas?
Reconoce las limitaciones que vienen desde tus pensamientos y condicionamientos. Ve a tu conciencia-corazón, y olvida los límites…No los tienes. Tu alma está llamada a expresarse plenamente.
Y si en el camino te encuentras con dificultades, míralas como pruebas. Nada termina, ni llegas a ningún lado…Nunca dejas de aprender.
No hay adonde llegar, porque ya estás allí, en el centro de tu corazón…

1 jul. 2011

Luz de amor...


Si te encuentras luchando a ciegas en la oscuridad…La mente no se aquieta, no puedes detener los pensamientos. Estás peleando desde el lugar incorrecto. Estás dentro del problema. Tus reacciones nacen también desde esa oscuridad que te nubla.
Apártate de ella…
Ve hacia el centro luminoso de tu ser, a tu conciencia amorosa, y deja que esa luz de amor lo cubra todo, dando claridad a tus pensamientos y permitiendo que fluyan tus emociones, sin quedarte estancado en ellas.
No puedes combatir a la oscuridad desde la oscuridad misma.
Sal de ella…
Observa...
No juzgues…
Permítete sentir…
Suelta…
Ya estás nuevamente en el presente y todas las posibilidades se abren ante ti.
Ahora puedes decidir sin temor a equivocarte...

29 jun. 2011

Afirmación




Me acepto tal como soy. Me amo. Hoy soy este ser y dejo de anhelar ser otro. Quizás lo sea algún día, quizás no.

La existencia me permite ver quien soy y fluir con ella en este momento. Puedo percibir el paso siguiente, sin preocuparme por el futuro.
Solo eso necesito.

Aceptándome a mi mismo y al presente voy con la vida, amo, disfruto de ser y abandono el sufrimiento creado por la mente. Gracias.

19 may. 2011

Los juegos de la mente

A veces sentimos oprimido nuestro corazón. Estamos como enjaulados. Nos identificamos con los pensamientos como si fueran todo nuestro ser. No lo son…
La mente es un instrumento al servicio de nuestra existencia.  Somos mucho más que nuestros pensamientos. Sin embargo, a lo largo de nuestra vida, ha forjado una identidad propia, que podríamos llamar ego y muchas veces no nos permite expresar la energía del alma. Vive en el pasado, nos carga con sus condicionamientos  o en el futuro, con sus ilusiones o miedos.
Lo único real y verdadero es el momento presente.
Si ponemos plena conciencia en el ahora, en este instante, vivimos con intensidad.
Si logramos identificarnos desde la profundidad de nuestro ser como observadores concientes, podemos escuchar los parloteos de la mente sin sentirnos identificados con ella y dejamos pasar los pensamientos que de otro modo generarían sufrimiento en nuestra vida.
¿Cuantas veces nos encontramos refunfuñando por cosas que nos sucedieron en el pasado y no terminamos de aceptar? Esto genera en nuestra vida emociones de odio, culpa, resentimiento, o también añoranza si se tratara de un recuerdo agradable que quisiéramos volver a vivir. Por supuesto esto no es posible, pertenece al pasado, aunque haya sucedido hace unas horas o pocos minutos atrás. Solo queda agradecer el momento vivido, soltar aquello que nos aferre al pasado y no llevar esa pesada carga.
Otras veces sucede que en lugar de disfrutar lo que tenemos hoy de la mejor manera, nos proyectamos pensando en un futuro mejor. Voy a ser feliz cuando tenga ese auto, o esa casa, o me reciba de tal o cual cosa, o cuanto encuentre a la pareja que me de todo lo que necesito. Es así que nuestra vida se transforma en una ilusión vivida a través de esas proyecciones mentales, mientras el ahora pasa delante nuestro sin que tengamos presencia en él, sin conectarnos totalmente y entregarnos a vivir cada instante.
 
Necesitamos mantenernos en contacto con nuestro interior, nuestro ser conciente y para ello deberíamos dedicar algo de nuestro tiempo a ejercitar esa conexión ya que a lo largo de nuestra vida nos acostumbramos a manejarnos con patrones mentales repetitivos que, sabemos, no nos ayudan a vivir mejor. Existen herramientas que sirven para ir dándonos cuenta de cuales son esos patrones y empezar a desecharlos. Practicar  Meditación, Meditaciones activas grupales, contacto con la naturaleza,  flores de Bach, Homeopatía, Acupuntura, Reflexología, Masaje Ayurvédico, Reiki, etc., sirven para armonizarnos y equilibrar las emociones.
En los momentos  en que me sentí atrapado por mis pensamientos o emociones encontré útil escribir expresando esos estados, con lo cual sin darme cuenta, los dejé fuera y dejé de identificarme con ellos. Puedes probar tú también si esto te sirve…

22 abr. 2011

Reflejo de vida


Cada día que nace se asoma en el horizonte un gran espejo que nos refleja y recuerda la pureza de nuestra esencia.
Entrega su energía alimentando nuestra vida y la del planeta, que es nuestra casa.
A ese gran espejo lo llamamos sol.
Disfrutemos de su presencia en cada amanecer.
Permitamos que nuestro sol interior vaya a su encuentro,
y asi brillará un poco más. 

Ese sol se muestra con toda su fuerza y esplendor. Del mismo modo la vida se nos entrega día a día, y percibimos desde lo profundo de nuestro corazón el palpitar
que nos mantiene en contacto con la verdadera realidad.
Reconocer en nuestra esencia la unión con todo es sabiduría. Vivir siguiendo los mensajes del corazón es coraje y entrega.

Así como las nubes ocultan el sol, a veces nuestros pensamientos actúan como si lo fueran: nublan nuestra visión, nos entristecen. No luches contra ellos. Déjalos pasar. Descansa, como el sol detrás de las nubes, tranquilo, sereno.
Tu sol interior no deja de brillar…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...