fondo

8 abr. 2012

Momentos iluminados...

Algunas personas esperan o buscan una gran iluminación…Ese momento puede llegar o no, pero lo más importante, es dejar de anhelar y agradecer lo que tenemos, reconocernos tal cual somos, valorar nuestros momentos iluminados…
Muchos seres se han conectado con su alma y corazón, y a través de su inspiración nos regalan un mensaje valioso y un canto a la vida, como Fito Paez cuando canta: “…Quién dijo que todo esta perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón”…O Víctor Heredia en “Mara”, demostrando que el amor a la vida puede superar el odio y la tristeza…Louis Armstrong, que pudo ver un maravilloso mundo a pesar de las guerras…O Lisandro Aristimuño cuando nos recuerda “ …No te dejes mas vencer, al alma hay que darle de comer…Un poco de azúcar del estero, un poco de risa y caramelos”…Steve Jobs, que puso amor y pasión en la tecnología, regalando también mensajes inspiradores a la juventud cuando, desnudando su alma, enseño que las crisis pueden convertirse en oportunidades…
Tenemos herramientas para darle lugar a esos momentos de luz. La meditación es una de ellas…Lo que realmente buscamos es que se produzca el silencio, y en ese silencio, en esa conexión con el amor, con la intuición, con la esencia, los mensajes llegan… La inspiración se hace presencia…Luego nos queda el trabajo de traducir aquello que percibimos desde el alma y llevarlo a lo concreto de nuestra experiencia humana para hacerla un poco más divina y luminosa.  Pequeños instantes son suficientes para vislumbrar una realidad mas hermosa, si estamos alertas y escuchamos los mensajes que nos traen para darle vida a nuestra vida, para compartir de muchas maneras, cantando, bailando, riendo, pintando, enseñando, sanando, escribiendo…O sin hacer nada. Porque un alma que empieza a brillar reconociéndose a si misma, es como una flor que regala su color,  su fragancia…Así, cada luz que nace del corazón, por pequeña que nos pueda parecer, irradia su amor hacia el planeta…Hasta que el brillo logre la intensidad suficiente para el nacimiento de una nueva humanidad.
En todo caso, hasta que algo más grande ocurra en nosotros, disfrutemos de los momentos de luz, del camino, y conectados con el amor verdadero, iluminemos nuestra vida, sintiéndonos en el cielo, actuando en la tierra.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...