fondo

Mostrando entradas con la etiqueta belleza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta belleza. Mostrar todas las entradas

19 abr. 2014

Eclipse de Luna





Ante mi,
un firmamento
pleno de estrellas.

La luna, traviesa,
se va vistiendo de rojo...
Y se desviste.

Todo porque en este viaje,
que no es tan largo,
ni es tan corto,
la ventana estaba abierta.

Y también mis ojos...

Carlos Iacono


15/4/2014
Escrita desde un avión, mirando el eclipse de luna roja





24 dic. 2012

Despertar al amor



Si despierto al amor, te miro y me descubro reflejado en tu ser
Mi camino y el tuyo son uno.

Si despierto al amor me veo en tus ojos, y quiero abrazarte. No importa quien eres.

Si despierto al  amor no necesito enojarme, si no comparto tu pensamiento.

Si despierto al amor, si es necesario, con una sonrisa puedo decir que no.

Si despierto al amor, no hay barreras entre tú y yo.

Si despierto al amor, no hay lugar para el miedo. Si para el perdón.

Si despierto al amor, despierto a la vida, dejo el dolor.

Si despierto al amor, abrazo mi pasado. No juzgo lo vivido.

Si despierto al amor, vivo un día a la vez. El futuro puede esperar por mi.

Si despierto al amor, escucho el canto de los pájaros al amanecer, y es mi propia canción. La tierra es más bella.

Si despierto al amor, estoy de vuelta en casa.

16 ago. 2012

La verdadera belleza...


¿Qué sería de un hermoso frasco de perfume, de estilizado diseño, si no contuviera en su interior una dulce fragancia? Un envase vacío…
La obsesión que a veces observamos por la estética del cuerpo, no significa nada si no fluye en él la conciencia y el amor. Allí está la verdadera belleza.
Un cuerpo saludable, en armonía, nos aporta sensibilidad en esta vivencia humana. Puede ser admirado, cuidado, como una parte nuestra divina y maravillosa. Acompañado por el perfume del amor a la vida, completa nuestro existir.
Y la belleza nos acompaña aún con el paso del tiempo y las arrugas en la piel…

22 ene. 2012

Música del alma...


Cuando te conviertes en un  instrumento del Amor en la tierra, vibra una dulce melodía en ti, que deleita a quienes están cerca y comparten parte del camino.
Estás en sintonía con toda la creación y tu corazón expresa la alegría de Ser, como quien canta una bella canción… Y yo canto contigo, compartiendo la música del viento y las hojas,  el canto de los pájaros, el sonido del mar…
Pero a veces la mente quiere cantar su propia canción…¡No es más que ruido!
Quizás sea difícil eliminar el ruido por completo, pero ajustando la sintonía, podemos lograr que la música del alma suene más fuerte y soñar con un mundo diferente…

Sueño con miles de corazones que despiertan …
Sueño con la bella sincronía de un coro de voces  e instrumentos afinados cantando a la sublime creación… Una maravillosa música que nadie querrá dejar de oír, en la que todos querrán participar…
Sueño que no es sueño, porque esta canción de amor es posible…

Filmamos este video mientras recorríamos un templo budista de la ciudad de Lampun, en el norte de Tailandia. Observando a su gente con sus reverencias a buda, con sus ofrendas, oímos esta música que nos llamaba desde otro sector del templo. Una música simple pero encantadora, interpretada desde el corazón, desinteresadamente...Solo para alegría de los visitantes.
Carlos y Claudia

3 jul. 2011

Carta de amor para Claudia - Madrugada de domingo...


Cada vez que me das tu amor, te descubro fascinado y me emociono, como si fuera la primera vez.
Pienso algo… Me distraigo…Luego regreso a la inmensidad de este momento.
Siento tus manos como si no las conociera. Me maravillo por su delicadeza y suavidad. Me entrego a tus caricias…

Nos quedamos casi quietos, sin embargo me siento flotando suavemente en un mar de dicha.

Tu corazón atraviesa mi espalda para instalarse en mi propio pecho… ¿Esos son mis latidos o los tuyos?  O quizás los de ambos sincronizados misteriosamente por algún poder divino.

Cuanto tiempo pasó para que pudiera mirarte embelezado, para disfrutar de cada centímetro de tu piel, para adorar el templo de mi amada…Cuanto he debido aprender… Aprender a descubrirte  cada día…Cuantas veces habré mirado sin ver…

O quizás no era necesario aprender nada, solo entregarse plenamente a la experiencia del amor.
Encontrar el botón que apaga el ruido de los pensamientos…
No darle cuerda al reloj para que se detenga el tiempo…
Entonces quedamos solos, sin pasado ni futuro, en una vivencia extraordinaria del presente.

Me enamoro de la vida. Agradezco este momento. Siento la vibración en todo mi cuerpo. ¿Quizás tampoco había tomado conciencia antes de él? O al menos no de este modo tan profundo.

Amo este momento.
Amo tu cuerpo y el mío.
Amo con todo mi corazón. Ese corazón que parece no entrar dentro del pecho, pleno, colmado de dicha.

¿Es por nosotros dos, o porque nos hicimos uno con la existencia?
Es uno y lo otro. Lo descubro a la mañana cuando observo el mundo maravillado por su belleza. Las olas del mar son hoy más hermosas que nunca, con su espuma, con sus infinitas curvas y burbujeos. Es como si no las hubiera visto jamás. Los sonidos del viento, la caricia del sol, el aroma de la orilla, todo se descubre ante mis ojos en una armonía maravillosa, en una perfección inmejorable.

Me duermo un poco, entregándome dulcemente a esta ola de amor que me cubre por completo, con el deseo infinito de vivir sintiendo así cuando despierte.

3 jun. 2011

Valor y renacimiento...



Y la semilla al fin encuentra aquello que le permite empezar a latir con una vida nueva, rompe la cáscara que la protegía y alza su brote hacia los cielos, dispuesta a aceptar la aventura del renacer.
La tierra le brinda sostén.
El agua se convierte en savia al fluir dentro de ella.
Poco a poco, las formas van mostrando toda la belleza contenida en su interior.
Da todo de si, en una sinfonía armoniosa compartida con toda la existencia. Se hace una con ella, y participa de la danza de la vida.
Ya puede sentir el florecimiento que, guardado desde siempre en su interior, esperaba pacientemente la oportunidad de manifestarse. Ya nada puede detener su crecimiento. El rocío de la noche y las caricias del sol conspiran dándole gracia y frescura.
Ni el viento fuerte, ni la tormenta son amenazas  para su ser.
Su naturaleza le otorga fuerza y flexibilidad, aumentando la confianza en su propia energía, ya que se siente unida con el todo.
No hay futuro, solo un eterno presente en el que paso a paso, latido tras latido, la invita a expresarse totalmente, con el mismo valor que necesitó para nacer.

26 may. 2011

Parar para ver...

Hay un sol enorme para vos en este día…y se esconde en pequeñas cosas, en cada instante de la vida.
Encontralo en la brisa fresca,  en la tibieza el otoño, en las hojas de los árboles, en la mirada de un niño, en el aire que entra en tus pulmones.
Cada vez que respiramos el universo respira en nosotros.

Descubrir lo grande en lo pequeño y lo pequeño en lo grande nos permite vislumbrar la danza de la existencia. Ver la belleza donde solo parece haber materialismo. Percibir el amor en medio de tantos intereses que intentan manipularte. Solo puedes hacerlo desde dentro de ti mismo. Solo tienes que parar un poco  y observar como nos dejamos arrastrar por la locura general.

No te apoyes solo en grandes cosas…corren peligro de derrumbarse. Siempre hay algo, aunque sea muy pequeño, que recuerda tu origen divino, y muchas veces está allí, en lo simple y cotidiano. 
Recuerda: solo puede ser rico quien nada necesita, y solo entonces todo lo posee.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...