fondo

24 dic. 2012

Despertar al amor



Si despierto al amor, te miro y me descubro reflejado en tu ser
Mi camino y el tuyo son uno.

Si despierto al amor me veo en tus ojos, y quiero abrazarte. No importa quien eres.

Si despierto al  amor no necesito enojarme, si no comparto tu pensamiento.

Si despierto al amor, si es necesario, con una sonrisa puedo decir que no.

Si despierto al amor, no hay barreras entre tú y yo.

Si despierto al amor, no hay lugar para el miedo. Si para el perdón.

Si despierto al amor, despierto a la vida, dejo el dolor.

Si despierto al amor, abrazo mi pasado. No juzgo lo vivido.

Si despierto al amor, vivo un día a la vez. El futuro puede esperar por mi.

Si despierto al amor, escucho el canto de los pájaros al amanecer, y es mi propia canción. La tierra es más bella.

Si despierto al amor, estoy de vuelta en casa.

23 dic. 2012

¿Y ahora qué hacemos?



¿Qué haremos hoy, que por arte de magia nada sucedió?
¿Qué haremos hoy, que el sol salió como todos los días?
Los malos no fueron castigados.
Los que sufren no fueron recompensados.
El ovni de rescate aún no llegó.

Dejemos de proyectar en el futuro, expectativas buenas o malas. La realidad la creamos desde el centro de nosotros. No hay ni habrá oscuridad para el que sea capaz de ver su propia luz. No hay pesares para el que fluye con la vida, sin juzgar y sin cargas. No hay conflictos si hay entrega, aceptación. No hay miedo si hay amor. No hay cambio si no nace del interior.

Hoy tenemos una nueva oportunidad de celebrar la vida, y saborear todos los momentos, de romper cadenas, de vivir sin miedo. Siempre en el presente. Sólo en el ahora…

6 dic. 2012

Batallas





Quizás nos puede suceder que nos encontramos conectados con nuestro maestro interno disfrutando de esa plenitud, del fluir, del amor, de la naturaleza que es una con nosotros.
Creemos la batalla ganada: el ego se ha rendido, la mente responde como sierva, como herramienta al servicio del alma, de la vida toda…
Y en un momento, lenta o repentinamente, cambian las circunstancias externas y resulta que nos encontramos otra vez perdidos, angustiados, sin encontrar la salida…
Necesitamos recurrir a todas las herramientas que tengamos al alcance para centrarnos nuevamente…Tener la humildad de reconocer que todos estamos aprendiendo…
Las batallas no se terminan…Es el Samsara…Es la vida en esta tierra y estamos sujetos a sus reglas.
Identificar…Reconocer…Meditar…Volver al cuerpo y al ahora…Observar la mente, sin identificarse con los pensamientos (ya lo dije antes, ¿no?) Hoy lo repito para mi mismo. ¿O para alguien más también?

No desesperes…
Esto también pasará…

Todos somos valiosos...


No soy ni mucho, ni poco. Soy una gota de agua en el mar. Eso no me convierte en él, pero puedo sentirme contenido en su totalidad y vibrar en su presencia…

Carlos, Despertando al Corazón
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...