fondo

16 ago. 2012

La verdadera belleza...


¿Qué sería de un hermoso frasco de perfume, de estilizado diseño, si no contuviera en su interior una dulce fragancia? Un envase vacío…
La obsesión que a veces observamos por la estética del cuerpo, no significa nada si no fluye en él la conciencia y el amor. Allí está la verdadera belleza.
Un cuerpo saludable, en armonía, nos aporta sensibilidad en esta vivencia humana. Puede ser admirado, cuidado, como una parte nuestra divina y maravillosa. Acompañado por el perfume del amor a la vida, completa nuestro existir.
Y la belleza nos acompaña aún con el paso del tiempo y las arrugas en la piel…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen mi blog y son bienvenidos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...